lunes, 26 de noviembre de 2012

[Megapost] Rifles de Aire Comprimido - Sniping - Técnicas

ation.com/pagead '>"; // -->


" Megapost - Rifles de Aire Comprimido - Sniping - Técnicas "




Introducción al tiro de larga distancia


Para muchos un misterio desconocido, para otros una asignatura pendiente y para algunos una de las modalidades del tiro con aire comprimido con arma larga más divertidas y entretenidas: el tiro a larga distancia o "sniping" en cualquiera de sus más variadas modalidades y estilos.



Detrás de algo aparentemente tan intranscendental como disparar con un rifle de aire comprimido a un objeto, a modo de blanco, desde una distancia relativamente lejana, se esconde uno de los mejores y más simples métodos para perfeccionar la puntería personal.



Algunos lo practicamos con cierta regularidad, desafiando los límites de lo razonable para armas que están en ocasiones diseñadas para cumplir su cometido a distancias en principio no superiores a los 10 metros de distancia por citar un ejemplo, en otros casos modelos de altas prestaciones permiten extender las prácticas de puntería hasta distancias sorprendentes e inimaginables para un arma de aire comprimido.





Componentes principales del rifle

A continuación te muestro los principales componentes que posee un rifle de aire comprimido. Es fundamental tener en claro para qué sirve cada accesorio y cómo funciona para poder sacarle el máximo provecho a tu arma y, eventualmente, poder realizar las reparaciones y modificaciones que desees.







El arma


En principio cualquier rifle de aire comprimido de cualquier sistema de potencia, ya sea por muelle, PCP, Co2, etc. Actualmente los modelos más efectivos y espectaculares son las creaciones británicas del sector de Field Target, armas diseñadas para acertar con extraordinaria precisión a más de 50 yardas. Imprescindible el uso del visor telescópico.


Rifle de aire comprimido Cometa Black Fusion 5.5 mm (.22)



Sniping


La creciente popularidad de modalidades de tiro a larga distancia, como las siluetas metálicas, el mini-sniping, o el mismísimo Field Target, han propiciado el diseño de armas sofisticadísimas pensadas para disparos muy precisos a larguísimas distancia.



Muchos de los actuales campeones del mundo del circuito de Field Target no esconden que sus inicios fueron precisamente disparando una y otra vez sobre siluetas metálicas situadas a distancias cada vez más lejanas. Pero aquí no quiero hablar de competiciones, reglas, o normas, sino de dar algunas ideas del simple placer de disparar de forma libre a larga distancia sobre distintos tipos de blancos. Una modalidad conocida como "sniping".


Rifle Hatsan 125 con trípode. Su potencia es ideal para lograr disparos a más de 50 metros.


Esta modalidad requiere de mucha práctica, conseguir una precisión efectiva a larga distancia no se aprende en un solo día pues es una modalidad que combina muchas variables. Además de la propia selección que hace el tirador de su arma y munición pueden intervenir factores tan complejos como sacar el máximo rendimiento a los elementos de puntería, la influencia del viento o la estimación de las distancias. Sin embargo estos retos son los que hacen del sniping una modalidad fascinante.




Un tirador "sniper" para empezar únicamente necesita un blanco, balines de calidad, un rifle de aire o gas comprimido con visor telescópico, metros de por medio y paciencia.



Calibres


En cuanto al calibre el más asequible y fácil de usar es el universal de 4.5 mm (.177", la razón es debida a que normalmente la velocidad de salida es mayor y por lo tanto la trayectoria más tensa, con lo cual las variaciones de altura en las distintas distancias de impacto son menores que con calibre superiores, que por lo general salen con velocidades más lentas y por consiguiente con una parábola más acusada.



Y digo esto ciñiéndome exclusivamente a los limites de potencia que tenemos en este país, puesto que en otros paises hay versiones de alta potencia que en grandes calibres se benefician de trayectorias tan tensas como las del calibre 4.5 mm.



Lo dicho anteriormente no significa que no pueda hacerse sniping con calibres superiores como el 5.5 mm o el 6.35 mm, pero requieren de mayor destreza y puede que sea más difícil encontrar balines de buena calidad, sobre todo en el caso del calibre 6.35 mm. En realidad si hay que circunscribirse a la teoría balística las mejores prestaciones son para calibres superiores que pueden utilizar balines de mayor peso y transportar hasta el blanco mas energía terminal. De todos modos hablamos de acertar el blanco únicamente, no del grado de impacto.



Mejor por supuesto los rifles de aire comprimido dotados de cañón fijo que tienen mejores prestaciones en pruebas de precisión pura, si bien los rifles de cañón basculante pueden servir perfectamente.


Potencia




En cuanto a la potencia muchos tiradores se sorprenden de las capacidades balísticas de armas que disparan a velocidades "lentas", en el sniping no se trata de destrozar o perforar un blanco, se trata de acertarle y en todo caso de derribarlo, por tanto prima la precisión sobre la potencia, dos parámetros que a veces no son muy compatibles en condiciones normales y en armas de precio razonable. Por tanto para el tiro a larga distancia e incluso a muy larga distancia no es necesaria una descomunal potencia. Esto también es extensible al calibre, ya que tampoco es necesaria una enorme energía terminal, de ahí que una de las elecciones más acertadas sea la de utilizar el versátil calibre 4.5 mm.



Hay que vigilar el disparador en los modelos que permitan un ajuste, este punto puede ser crucial para asegurar el éxito del disparo. Los gatillos deben ser precisos y predecibles, ayudando mucho los que tienen instalado un "trigger-shoe" que permite un reparto proporcional de la presión del dedo sobre el disparador.



El Cañón





Es la parte más importante del rifle, por tanto hay que asegurarse de que se encuentra en buen estado, después de algunas sesiones de sniping es conveniente una limpieza con el fin de disponer siempre de la máxima precisión. Se puede consultar el artículo sobre mantenimiento basico de las armas de aire para mayor información.

Hay algunos tiradores que tienen dudas sobre la relación entre precisión y longitud del cañón, a este punto hay que entender que cada fabricante realiza cálculos para determinar la longitud óptima por lo que no es del todo correcta la creencia de que un cañón más largo implica necesariamente mayor precisión, eso no es así en todos los casos. Con esto quiero dar a entender que armas con cañones relativamente cortos pueden tener una elevadísima precisión y por tanto son perfectamente aptos para el sniping.



Visor





El complemento imprescindible para cualquier rifle "sniper" es un acertado visor telescópico. Lo ideal sería un visor con ajuste de enfoque para distintas distancias y un zoom de al menos 9x de aumento, si bien una óptica fija puede ser igualmente válida como los 4x ó 6x.




Es muy importante que las monturas estén de acorde con la potencia y vibración del arma, así por ejemplo no es lo mismo sujetar el visor en un arma de Co2 exenta prácticamente de vibraciones y retroceso que sobre un potente rifle de resorte. Hay que asegurarse que el conjunto queda bien fijo y que no se mueva con los disparos.





Munición





Legendaria ya la discusión entorno a la importancia del binomio arma+munición, cada tirador "sniper" debe conocer cual es la que mejor funciona con su rifle de aire comprimido. Hay mucha diferencia de calidades de balines y por lo general los resultados están acordes con los precios. Hay otros tiradores que en función de la distancia disponen de dos o más tipos de balines, generalmente diferenciados por el peso de manera que se compensan las ligeras caídas en función de las distancias, esto requiere de muchas pruebas previamente pero suele dar buenos resultados. De hecho creo que hay pocas modalidades en las que sea tan divertido realizar pruebas con distintos tipos de munición.




Preferiblemente se debe seleccionar munición con un cierto peso, los balines ligeros son más afectados por el viento y pierden velocidad más rápidamente que los balines pesados, todo ello por supuesto en relacion a su coeficiente balístico. Aunque a distancias cortas esto puede ser poco importante las cosas cambian radicalmente cuando disparamos desde larga distancia.

Dentro de mis preferencias personales está el uso de balines de más de 8 grains en calibre 4.5 mm y de tipo "roundnose" para mis carabinas de resorte de alta potencia y tiro desde larga o muy larga distancia. Para las de baja potencia o Co2 utilizo el mismo tipo "roundnose" pero con un peso inferior con el fin de conseguir mayor tensión en la trayectoria.

En pruebas extremas de muy larga distancia me gusta utilizar el calibre 5.5 mm y balines de elevado peso (H&N Baracuda de 21 grains).


Centrado del arma





La primera tarea es la de centrar los elementos de puntería en la distancia inicial que queramos empezar, puesto que no hay normas al respecto voy a considerar estas distancias a modo meramente orientativo:

Distancia corta: 20 metros o menos.

Distancia intermedia: 25 metros

Distancia media: 30 metros

Larga distancia: 35 a 50 metros

Muy larga distancia: mas de 50 metros.


Se puede proceder al centrado del arma en una distancia de 20 metros y luego variar el ajuste cuando se quiera pasar al siguiente grado de dificultad, pero mi consejo es ajustar el visor a una distancia media de 30 metros y aprender la estimación del punto de impacto en función de la distancia. De esta forma disparando sobre un blanco en una distancia corta se puede apuntar a la parte inferior del blanco y en distancias más largas en la parte superior, todo ello con el fin de compensar la desviación en centímetros de cada ajuste que dependerá por supuesto de lo tensa que sea la trayectoria del arma.





La técnica de disparo





El lema del sniping es el de "un disparo un acierto", esto significa que cada disparo debe suponer la búsqueda del momento exacto y la forma adecuada de apretar el disparador. Hay algunos procedimientos que ayudan a conseguir un disparo correcto, el primero y más importante es el de la respiración, hay que aprender a relajar la respiración lo mejor posible, durante el proceso de inspiración y expiración provocamos un movimiento colateral en nuestro cuerpo que afecta también a los brazos que sujetan el arma, de manera que en el momento del disparo hay que aprender a respirar de forma muy pausada y llegado el momento detener la respiración por unos segundos para ejecutar el disparo.



Lo mejor es mantener un estado de relajación porque si estamos agitados por haber hecho esfuerzos (como por ejemplo la simple de tarea de ir y venir a colocar los blancos) nuestra respiración estará agitada así como el pulso. En ese caso hay que esperar a que se normalice nuestra respiración.

Controlada la respiración otro punto crucial es la vista, para evitar la fatiga ocular recomiendo que mientras se localiza el blanco y se sitúa la retícula sobre el mismo hay que aprender a mantener los dos ojos abiertos, hay que cerrar el ojo pasivo en el último momento para apurar el centrado, pero hay algunos tiradores que cierran el ojo mucho rato y luego se produce una visión borrosa y molestias. Para largas sesiones de tiro se pueden utilizar gafas especiales que tienen una especie de "parche" para el ojo pasivo de manera que así no hay que mantener contraído el ojo, si bien se puede improvisar con una esponja, cartón o similar, una pantalla en el ocular para el ojo pasivo con lo cual es mucho más descansado ya que no es necesario mantenerlo cerrado.




Llegado el momento del disparo solo queda comentar la presión sobre el gatillo, dicen los expertos que el mejor tiro es el que se produce casi por sorpresa, producto de la aplicación progresiva de presión sobre el disparador hasta que se produce el disparo. Hay que aplicar el dedo correctamente, utilizando la parte más sensible del dedo que es la yema, de esta manera tendremos una apreciación exacta de la presión que estamos ejerciendo. Hay algunos gatillos que cuentan con "trigger-shoe" que es una especie de apoyo especial en el que encaja la yema del dedo y que proporciona un reparto proporcional de presión.


Nunca hay que precipitar el disparo, es mejor abortar el disparo y realinear los elementos de punteria, controlar la respiración y relajarse. Hay que buscar la posición más comoda posible y ser paciente. Lo importante es asumir que cada disparo debe ser un impacto correcto.





Posturas de disparo


Siendo una modalidad libre, la práctica del sniping permite una amplia variedad de posturas e incluso apoyos, el tirador puede escoger la que le resulte más comoda, como puede ser en pie, rodilla en tierra, sentado, tendido o con apoyos naturales o artificiales, incluyendo en este ultimo punto los bípodes opcionales o integrados que empiezan a proliferar en el mundo del aire comprimido.


RWS Diana modelo 48 con bipode incluido


Obviamente los apoyos se suelen reservar para los disparos a muy larga distancia.




La postura de TENDIDO es ideal para largas distancias, se puede improvisar un apoyo o bien utilizar algún bípode compatible con nuestro modelo de arma. El inconveniente se produce a la hora de recargar el arma ya que en esta postura es inevitable tener que levantarse con armas de cañón basculante, palanca underlever o palanca lateral, en cambio es ideal para modelos PCP o Co2 de repetición.




Disparo de rodilla en tierra, permite el apoyo del brazo sobre la pierna, es una posición muy cómoda y permite recargar con facilidad el arma.




Una posición de sentado muy relajada, también permite el apoyo sobre la pierna y una buena sujeción del arma. La recarga es muy cómoda.



Otra posición de disparo, en este caso el arma descansa sobre la rodilla, hay que inclinar la espalda hacia atrás con el fin de equilibrar el cuerpo, la mano izquierda en este caso actúa como compensador de equilibrio y refuerzo del apoyo para el arma. Posición idónea para tiro a muy larga distancia.





En resumen, el aliciente del sniping es la de experimentar el límite de las posibilidades de nuestros rifles de aire comprimido, buscar las mejores combinaciones de munición, visores y técnicas de disparo que permitan cada vez acertar sobre blancos mas lejanos, más pequeños...




Si no viste esta película (Shooter) te la recomiendo ampliamente.



Y recordar sobre todo el lema de todo sniper:

LA PRACTICA HACE AL MAESTRO...




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada